por

Chuck

2021-10-08

  • compartir
  • pin
  • email
6 Formas de Ahorrar Dinero Cuando Compramos Muebles

Además de ir a IKEA, que últimamente no es tan barato como parece, hay muchas más formas de ahorrar cientos de euros cuando tienes que comprar muebles.

Comprarte una nueva casa o mudarte a un nuevo piso puede sonar aterrador, sobre todo si la casa va a estar sin amueblar. Aunque por otro lado, diseñar tu nuevo hogar es siempre un reto muy divertido. ¡A nosotros nos encanta!

El problema principal es que los precios de los muebles más grandes suelen ser muy elevados. Y hay que asegurarse que no nos gastamos mucho dinero en ellos.

Hacer que tu nueva casa sea elegante no tiene porqué costarte un dineral y por ello nos hemos decidido a crear este post. Para ayudarte a ahorrar y encontrar las opciones más baratas para amueblar tu casa. 🙂

1) Tiendas de muebles económicas

Vamos a empezar con las opciones más conocidas y básicas. Y por supuesto la primera de todas es IKEA. El gigante sueco es la gran opción para conseguir muebles “económicos”, son los líderes mundiales en el sector decoración y tienen cientos de tiendas en todo el mundo.

Aunque siempre hay más alternativas aparte de IKEA, ¡y debemos considerarlas todas!

Una de las opciones menos conocidas son las tiendas de saldos, las tiendas que van a cambiar de dirección y las que van a cerrar. Te recomendamos que busques en internet tiendas de muebles cercanas y te informes bien. Puede que la solución a tus problemas decorativos está al lado tuya y no te hayas dado cuenta. ¡Google siempre tiene la solución a todo!

Si por algún casual te decides por IKEA, te recordamos que siempre puedes visitar la sección de productos de saldo. En ella se encuentran productos que han sufrido leves daños pero están en perfectas condiciones. Vale la pena echarle un vistazo.

2) Saldos y ofertas en internet

online bargain shopping
¿Recuerdas la época en la que había que buscar en los anuncios clasificados de los periódicos? ¡Qué nostalgia! Pero por suerte o por desgracia, ahora tenemos internet. ¿Por qué no lo aprovechamos?

Aunque es verdad que las tiendas de saldos online no suelen tener una imagen muy fiable. Y hay que tener mucho cuidado sobre donde comprar, pero ¡se pueden encontrar grandes descuentos!

Prueba a buscar muebles en Wallapop, MilAnuncios o eBay. A lo mejor encuentras lo que buscas.

Prueba a buscar los productos en zonas cercanas a ti y recuerda que debes tener en cuenta los costes de limpieza y reparación que sean necesarios. Si puedes, asegúrate de ver el mueble en persona antes de comprarlo. Evitarás sorpresas poco deseadas.

Nuestros fundadores Henry y Rachel siempre estaban cazando gangas en eBay todo el rato. Un hobby muy divertido que puede ser hasta lucrativo.

3) Pide y pregunta por descuentos

asking for discounts
¿Nunca sabrás si no lo pruebas? ¿Verdad?

De acuerdo con MarketWatch, la mayoría de los vendedores de muebles suelen tener un margen de ganancias del 80%, lo cual es un gran margen. Incluso si hacen un descuento del 40%, el margen sigue siendo muy aceptable. Así que a luchar, pelear y conseguir ese ansiado descuento. ¡A sacar las garras!

Te damos algunos consejos para ello:

    • Ser persistente, ningún vendedor te va a ofrecer un descuento la primera vez que preguntes. Debes insistir un poco, dudar, visitar la tienda varios días… Así el vendedor intentará conseguir que definitivamente compres ofreciéndote algún descuento.
    • Pagar en efectivo normalmente facilita el regateo o conseguir algún descuento.
    • Las pequeñas tiendas, mercadillos o pop up stores son el mejor lugar para conseguir descuentos. Normalmente te atienden los propios dueños de la marca, y ellos no tienen que pedir permiso a nadie para realizar una rebaja.
    • Si todo esto falla, anota el nombre del producto y el número de referencia y trata de buscarlo online a un precio más barato. ¡Seguro que encuentras una oferta mejor!

4) Mercadillos y Mercados de 2 mano

garage sale

Los mercados de segunda mano y mercadillos no suelen celebrarse muy a menudo. Pero cuando se celebran, son una muy buena excusa para pasearse por ellos y buscar gangas. ¡Siempre se encuentra algo!

En los mercadillos los vendedores siempre quieren deshacerse de todas las mercancías, por eso es más fácil conseguir precios bajos. Los mercadillos son el lugar perfecto para regatear. ¡A por ello!

Con un mundo cada vez más digital y conectado, ya es posible encontrar hasta mercadillos digitales.

Ahorrar dinero no parece tan difícil después de leer esto, ¿verdad?

5) Redecorar, reutilizar y reciclar

tools for DIY

Si eres una persona mañosa, entonces seguro que ya te has atrevido con el DIY (Do It Yourself). Y es que el bricolaje es la mejor forma de conseguir redecorar sin gastarse mucho dinero.

Puedes empezar viendo que muebles o elementos de decoración puedes reutilizar o puedes salvar. Nosotros recomendamos siempre hacer esto antes de aventurarse a comprar.

Tomemos un sofá por ejemplo: si solo está un poco desgastado o descolorido, entonces solo tiene pequeños desperfectos superficiales. En ese caso te recomendamos una funda para sofá.

Siempre cuesta mucho despedirse de nuestros queridos muebles y todos sabemos lo difícil que es encontrar un sofá perfecto. Por eso una funda de sofá es la mejor forma de cambiar la imagen de tu sofá y protegerlo de las agresiones diarias.

De nuevo, internet está lleno de inspiración y tutoriales para reparar y redecorar por tu cuenta. Y es que las posibilidades son infinitas, ¡solo hace falta imaginación! Así que ya sabéis, ¡todos a redecorar, reutilizar y reciclar!

6) Ser minimalista

minimal dining space
¿De verdad necesitas un mueble para 20 zapatos? ¡Y qué me dices de esa estantería llena de libros que nunca lees! Sobre todo esas enciclopedias que solo ocupan espacio y acumulan polvo.

Al final del día tenemos que saber diferenciar lo que de verdad necesitamos en nuestro hogar, de lo que solo ocupa espacio. Siempre puedes hacer una pequeña lista y comparar los productos que usas a diario de los que solo tienes por motivos decorativos.

Cuando se está diseñando un hogar, todo lo que necesitas son los muebles básicos: una mesa, sillas, camas, etc. A veces nos volvemos locos comprando, comprando y comprando y no nos damos cuenta de lo que de verdad necesitamos. Centrémonos en lo importante 😉

Conclusión

Esperamos que este artículo te inspire y te sirva de ayuda para afrontar tus próximos proyectos decorativos. Apunta todos los consejos que te hemos dado y ¡a conseguir esos muebles! 🙂

¿Se nos ha olvidado algo? ¿Crees que deberíamos añadir algo más? Haznóslo saber en la sección de comentarios. ¡Nos encanta saber que opinas!