por

Hema

2020/01/08

  • compartir
  • pin
  • email
¿Son los tejidos naturales mejores que los tejidos sintéticos? - Nuestro último análisis y opinión

Estás buscando renovar tu querido sofá IKEA. Pero estás atrapado, preguntándote sobre telas para tus fundas. Y la pregunta del millón de euros está en tu cabeza en este momento: “¿Cuáles son mejores? ¿Las telas naturales o sintéticas?”

Para ayudarte a decidir la mejor opción para ti, nos hemos encargado de investigar un poco y comparar ambas, para ahorrarte el trabajo y que no tengas que hacerlo tú.

La diferencia

Así qué, ¿cómo son de diferentes entre sí ambas opciones? Y, ¿por qué importa?

Para empezar, las telas naturales provienen de una fuente natural: como plantas o animales, mientras que las sintéticas están hechas de una combinación compleja de productos químicos y recursos como el petróleo, el carbón y los plásticos, por nombrar algunos ejemplos.

A primera vista, las telas sintéticas no suenan muy bien, pero hemos recorrido un largo camino en el desarrollo de las tecnologías de los tejidos, llegando a un punto en el que muchos productos hechos por el hombre se han vuelto indudablemente mejores que los naturales.

Comodidad

Comencemos por comparar la comodidad en primer lugar. Las telas naturales son mucho más cómodas que sus contrarias las sintéticas.

¿Por qué? Te estarás preguntado. Esto se debe a que estos tejidos son naturalmente más transpirables a diferencia de los sintéticos, que generalmente son más compactos en términos de tejido.

Contrincante de algodón: nuestra tela Gaia Fog

VS

Contrincante de poliéster: nuestra tela Kino Ash

Usemos estos dos tejidos de Comfort Works para realizar una especie de estudio comparativo: la tela Gaia Fog y la tela Kino Ash.

La diferencia es bastante obvia entre las dos; la de algodón tiene pequeños espacios entre las fibras, mientras que el tejido de poliéster sintético tiene espacios casi inexistentes.

Esto puedes verlo y comprobarlo tu mismo con nuestras muestras de las telas Gaia Fog y Kino Ash. E incluso si el tejido fuera exactamente el mismo para ambas telas, las fibras orgánicas son naturalmente más porosas en comparación con las sintéticas, lo que hace que las telas naturales sean transpirables sin importar cuán apretado sea el tejido.

Si nos basamos únicamente en términos de comodidad y transpirabilidad, los tejidos naturales son el claro ganador.

Absorción

Los líquidos derramados. La gran pesadilla de los sofás.

Lo siguiente más importante sería evaluar la capacidad de absorción de cada tejido. Después de todo, nadie quiere que los derrames y las huellas de sus mascotas ensucien sus nuevas fundas, entonces, ¿cómo les iría a estos dos tipos de tela en esta prueba?

Naturalmente, los sintéticos son más impermeables ya que no son porosos. Las fibras naturales como el algodón absorben los líquidos bastante bien, siendo el algodón el gran campeón. Ya que puede absorber líquidos hasta 27 veces su peso. Probablemente eso no sea muy divertido si tienes niños o mascotas en casa.

Por lo tanto, si está buscando una opción resistente a los derrames, los tejidos sintéticos serían los más indicados para ti.

Durabilidad

Aquí es donde los sintéticos también tienen ventaja. Al ser sintéticos y creados a medida, la tecnología nos permite hacer que estos tejidos sean tan rígidos y resistentes como queramos. Desafortunadamente, con las fibras naturales, estamos sujetos a su resistencia natural, por lo que incluso en tejidos naturales apretados, los sintéticos suelen ser más fuertes.

También existe una relación entre comodidad y durabilidad. En el caso de nuestras telas Gaia Fog y Kino Ash, sería la siguiente:

Puedes someter a nuestra tela Gaia a un poco de estrés, pero no demasiado.
Incluso Thor estaría celoso de Kino, ¡es una tela tan fuerte!

Los tejidos sintéticos vuelven a ganar esta ronda, debido a su composición de fibras sintéticas se puede conseguir crear un tejido súper fuerte que puede resistir el desgaste durante mucho tiempo. Los sintéticos definitivamente serían la mejor opción para aquellos con un estilo de vida activo, con mascotas y niños, ya que sus sofás estarían expuestos a más desgaste.

Mantenimiento

Limpia tus fundas y consigue un hogar feliz

Aquí, los sintéticos y los naturales están empatados. Cada uno tiene sus pros y sus contras, lo que dificulta decidir quién se lleva el trofeo a casa en esta prueba.

Los sintéticos, aunque son los más fáciles de cuidar, tienden a no ser capaces de soportar altas temperaturas debido a su composición. Las telas naturales, por otro lado, no funcionan muy bien con el lavado a máquina y tienden a arrugarse, lo que definitivamente es un gran punto en contra para ellas. Pero, los productos naturales pueden soportar más el calor, alrededor de 60°C – 70°C, y este es un punto positivo si te gusta tener fundas de sofá a prueba de gérmenes.

Ten en cuenta lo que recomiendan los proveedores, ya que este no es el caso para todas las fundas de sofá. A veces, si una tela natural absorbe más calor del que puede soportar, podría terminar encogiéndose (incluso si se desinfecta previamente).

Estética

Ahora, uno de los puntos más importantes, la estética. Todos queremos fundas que hagan que nuestros sofás se vean elegantes y lujosos. Pero, ¿qué telas te ayudan a conseguir un look que se adapte a tu estilo?

Birch Lane Clausen Sofa in Gaia Fog
El sofá Birch Lane Clausen con una funda hecha con nuestra tela Gaia Fog
IKEA Karlstad in Kino Ash
El sofá IKEA Karlstad con una funda hecha con nuestra tela Kino Ash

Como puedes ver en las imágenes, las telas naturales son excelentes para crear un aspecto hogareño, y también para conseguir ese look natural, desenfadado y “desgastado” porque sus fibras están unidas débilmente y se rompen fácilmente con el calor corporal. Esto es lo que causa las arrugas y pequeñas marcas de uso en tus fundas de sofá.

Las telas naturales consiguen un aspecto más relajado y emiten un ambiente hogareño en comparación con los tejidos sintéticos. Como tienen una estructura más rígida, los sintéticos mantienen su forma muy bien y consiguen un aspecto limpio y pulido, como con el del sofá Karlstad con la tela Kino Ash. Si eres como yo y las arrugas no te gustan, tal vez deberías apostar por los sintéticos.

En esta ronda, los tejidos naturales y sintéticos, son ambos ganadores. Todo se reduce a gusto y estilo personal. Elige una tela que complemente el estilo general de la habitación en la que se encuentra el sofá.

Respeto al medio ambiente

Sé uno con la tierra

En Comfort Works hacemos todo lo posible para ayudar al planeta a medida que crecemos. Por lo tanto, nos aseguramos de que todos nuestros desechos se reduzcan, reutilicen y reciclen, siempre que sea posible, bajo nuestra iniciativa Basura Cero. Tú también puedes hacerlo haciendo una elección informada al comprar tus nuevas fundas de sofá.

Las telas naturales son biodegradables y cómodas, pero también tienen un impacto en la naturaleza debido al uso excesivo de los recursos naturales, la caza excesiva de los animales que las originan y el uso extensivo de pesticidas. Ten especial cuidado al elegir “telas orgánicas”, ya que podrían ser peor para el medio ambiente.

Los sintéticos tienen un impacto más pronunciado en la armonía ecológica debido a su composición no orgánica, así como a sus métodos de procesamiento con gran carga de químicos. Al igual que los plásticos, las fibras sintéticas tardan años en degradarse y eso definitivamente no es bueno para nuestros vertederos en todo el mundo.

Elección difícil, pero las telas naturales son generalmente más respetuosas con el medio ambiente, pero no los textiles que se comercializan como “orgánicos”.

El veredicto

Las puntuaciones son bastante similares, pero tenemos que declarar la victoria a los tejidos sintéticos.

Dado que la mayoría de nosotros tenemos un estilo de vida activo, haciendo malabarismos con nuestras carreras y realizando las tareas del hogar, las telas sintéticas están hechas para brindarnos una opción de bajo mantenimiento, duradera y sin complicaciones para nuestras necesidades diarias.

Por supuesto, sería mucho mejor tener opciones que incorporen lo mejor de ambos, por eso también tenemos nuestras telas combinadas que te brindan la durabilidad y el fácil mantenimiento de los sintéticos, junto con la comodidad y el lujo de las telas naturales.

Si está buscando aportar tu grano de arena y no enviar otro sofá al vertedero, considera rejuvenecerlo con una funda de sofá a medida. ¡Descubre nuestras colecciones de telas aquí!

Créditos de las imágenes: pexels.com, pixabay.com